Inicia el año y con ello la temida ‘cuesta de enero’, esta situación que impacta negativamente nuestras finanzas personales y que se da por la falta de planeación al momento de comprar y, en ocasiones, el incremento en los precios de los productos.

¿Cómo enfrentas la cuesta de enero? De acuerdo con Coru, el coach financiero, las tres soluciones más recurrentes de los mexicanos son: buscar un ingreso extra, seguido de usar un fondo de emergencia o ahorro y en tercer lugar el empeño.

Entre los artículos que las personas dejan en prenda para salir de sus deudas están las joyas, con 32.2%, el 20.2% televisores, las computadoras o tablets ocupan un 16.6%, los celulares 14.4%, también hay un 12.5% que dejan relojes y 4% otros objetos.

Ante este panorama, Coru nos da seis señales que podemos identificar como ‘red flags’ si vas a una casa de empeño falsa:

  1. Te prometen montos muy elevados por la prenda que dejas en garantía; en una casa legalmente establecida generalmente el valuador ofrece la mitad del costo real del objeto. Cuando empeñes algo, siempre debe haber un proceso de valoración.
  • No te explican los derechos a los que tienes acceso. Recuerda que la prenda u objeto que dejas es un ‘seguro’ para obtener el préstamo. En teoría puedes recuperar pagando la cantidad que prestan más los intereses generados, pero si no pudiste cubrir la deuda en tiempo y forma, la prenda se pone en venta. Tienes derecho a saber el monto de la venta, y en caso de haber sido mayor, averiguar si mereces un porcentaje, como compensación.
  • No te dan un contrato. Este documento es la prueba de que la operación efectivamente se realizó. En él debe incluirse la descripción de la prenda, cantidad prestada, porcentaje del avalúo, plazos y formas de pago, opciones de refrendo, garantías y su cobertura, así como las consecuencias en caso que una de las partes incumpla. 

También te recomendamos leer: ¿Buscas una vida más saludable? Inscríbete a este reto ¡gratis!

  • No cuenta con el Número de Registro Público de Casas de Empeño. Éste debe ser visible en tu contrato y es otorgado por la Procuraduría Federal del Consumidor, la Profeco, al igual que la fecha en la que este registro fue autorizado. En la página del Buró Comercial de la Profeco https://burocomercial.profeco.gob.mx/ puedes verificar si estos datos son válidos.

Nota importante: el registro debe renovarse cada año, así que aunque la casa de empeño exhiba uno, éste puede estar vencido. 

  • Información no visible o pública, ya sea en folleto y/o internet. Ello incluye: horarios y días de servicio, límites de préstamos, prendas aceptadas, el Costo Anual Total (CAT) (éste también debe presentarse en meses y días), los plazos de pago, procedimiento para empeñar un bien y para comercializarlo, así como los gastos por almacenamiento de la prenda. 
  • Las básculas para pesar joyas deben contar con el holograma de calibración reciente. Esto asegura que el peso mostrado es el real y que no te dan menos dinero por la prenda. 

Recuerda que el presupuesto y las compras inteligentes son el primer paso para tu bienestar financiero. Coru nos cuenta que solo 34% de las personas gasta menos de lo que gana, eso significa que muy probablemente 7 de cada 10 mexicanos padezcan la llamada ‘cuesta de enero’.

Lo ideal es que administremos bien nuestros recursos para mantener salud financiera. Ahora que inicia el año, es buen momento para armar tu presupuesto y que 2022 tenga el bienestar que necesitas.