Adquirir una casa es una de las metas financieras más importantes. De acuerdo con Vivanuncios, el tiempo que nos lleva a los mexicanos pagar un inmueble es de entre 5 y 30 años a través de préstamos bancarios y entre 10 y 30 años con instituciones de vivienda, pero ¿te has puesto a pensar qué pasaría si le ocurriera una catástrofe?

La tarea no es fácil, debes organizar muy bien tus finanzas para pagar puntualmente y así, conservar tu patrimonio y el de tu familia.

Además, también es importante tener en cuenta que en cualquier momento puede ocurrir un imprevisto relacionado con la naturaleza como: sismos, huracanes, inundaciones y deslaves. Si hoy ocurriera un desastre, ¿tendrías cómo reparar los daños en tu vivienda?

Este panorama nos invita a considerar dentro del presupuesto un apartado para algún imprevisto en el hogar, ya sea que lo ahorres, o bien, transfieras este riesgo a un tercero, como una aseguradora. 

sismo vivienda

Vale la pena mencionar que los expertos en finanzas recomiendan transferir el riesgo a un tercero, ya que hay imprevistos que pueden costar más de lo que se tiene de ahorro, incluso, pueden hacer perder todo lo que tenemos, incluyendo nuestra vivienda.

Por su posición geográfica, México es de los más expuestos a catástrofes provocadas por fenómenos naturales. 

El Atlas Nacional de Riesgos que elabora el Centro Nacional de Prevención de Desastres indica que 45% del territorio es propenso a inundaciones y 40% está clasificado como zona sísmica, lo que impacta a casi 77 millones de mexicanos. 

TAMBIÉN PUEDES LEER EN FINANZAS EN TACONES: ¿Cómo vender tu casa en 10 días?

Sin embargo, sólo 6.5% de las viviendas en México están aseguradas por iniciativa de sus dueños y 20% a través de un seguro ligado a un crédito hipotecario (donde solo se asegura la deuda que tienes con la institución que te prestó el dinero; esto significa que la compañía de seguros le paga la deuda al banco, no a ti).

De las 10 catástrofes con más impacto al patrimonio de los mexicanos, cuatro son huracanes: AMIS

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reveló que, de las diez catástrofes que más impacto económico han causado al patrimonio de los mexicanos, cuatro han sido huracanes: Wilma en octubre de 2005, con daños asegurados por 2,402 millones de dólares.

huracán Vivienda

Odile en septiembre de 2014, con un costo de 1,292 millones; Gilberto en 1988, con indemnizaciones por 1,166 millones de dólares; e Isidore, en 2002, con monto de 425 millones de dólares.

La industria de seguros también indicó que, si bien 2020 fue un año con pocos huracanes, los daños asegurados que éstos provocaron representaron 4,300 millones de pesos, esto significa un incremento de 80% más en el monto de 2019, cuando las aseguradoras pagaron 2,377 millones de pesos a sus usuarios.

TAMBIÉN PUEDES LEER EN FINANZAS EN TACONES: Entrevista con Luz Adriana Ramírez, Directora General de Visa México

Para este año, los ciclones comenzaron antes del inicio oficial de la temporada de huracanes, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) pronostica que para 2021 se tendrán al menos entre 16 y 18 huracanes y poco menos de 20 tormentas tropicales.

Es por ello que, la AMIS recomienda a las personas que consideren una cobertura de daños tanto para casa habitación o negocio, que tengan en cuenta el valor aproximado del inmueble que desea asegurar así como sus características.

Las coberturas de daños ofrecen protección ante imprevistos como incendios, robo, explosiones, terremotos, huracanes, inundaciones, erupciones volcánicas, nevadas, entre otros. También protegen ante eventualidades como responsabilidad civil.

Cabe señalar que hay coberturas como la protección de “Contenidos”, que aseguran muebles, electrodomésticos y objetos de valor que estén dentro de la vivienda. En el mercado mexicano existen diferentes opciones, actualmente poco más de 30 compañías ofrecen este tipo de seguros.